Naturaleza viva.

Jardín

Uno de los grandes reclamos que tiene la Residencia Los Arcángeles es el maravilloso jardín donde los residentes, especialmente en verano, disfrutan de él con paseos y charlas al aire libre.

 

Cuidado con gran mimo por un servicio de jardinería externo especializado, llama la atención la variedad de especies de flora y, sobre todo, las diferentes flores que se dan a lo largo del año.

Otro de los aspectos a destacar es la variedad de árboles frutales que hay en el jardín: perales, manzanos, ciruelos, higueras, cerezos, limoneros, naranjos, nogales y hasta una viña. Los residentes tienen contacto directo con ellos, contemplando la maduración de la fruta y consumiéndola en su temporada adecuada, ya sea directamente o elaborada en la cocina como suculentos postres.